Data provider:

Icon data provider

El Instituto de Investigaciones Porcinas (IIP), fundado en 1972, es catalogado como rector de la Ciencia y la Técnica en la actividad porcina en Cuba. Subordinado al Grupo de Producción Porcina (GRUPOR) del Ministerio de la Agricultura (MINAGRI), desarrolla trabajos experimentales de investigación, destinados a dar respuesta a aspectos concretos de la porcicultura, extensivos a países con las mismas condiciones climáticas, protegiendo y preservando el entorno ecológico. Las investigaciones han comprendido las áreas de la genética, la reproducc [...]

Paper

Written Paper

EVALUACIÓN DEL USO DE RECURSOS ARBÓREOS EN LA ALIMENTACIÓN DE LOS CERDOS POR DIFERENTES METODOS DE DETERMINACIÓN DE LA DIGESTIBILIDAD  [2003]

Díaz Pérez, C., Instituto de Investigaciones Porcinas. Gaveta Postal No. 1, Punta Brava. La Habana, Cuba - IIP; Ministerio de la Agricultura. Conil y Esq Avenida Independencia, Plaza de la Revolución, Ciudad de la Hbana, Cuba [Corporate Author]

Access the full text

NOT AVAILABLE
La creciente necesidad de búsqueda de alimentos no convencionales de los países mas pobres, han llevado a investigadores y productores a evaluar materias primas alternativas que permitan sustituir las materias primas esenciales (cereales y soya) por fuentes alternativas para la alimentación animal. La competencia entre la población humana y los animales monogástricos no herbívoros por los mismos alimentos, ha llevado a la evaluación y el estudio de la utilización de otras fuentes de alimento, ante la imposibilidad de los países menos desarrollados, que no poseen ni los recursos naturales ni técnicos, para la producción de cosechas equivalentes a los cereales y fuentes de proteínas convencionales Los árboles y arbustos follajeros, por su amplia diversidad y características de adaptación a gran cantidad de ecosistemas, ofrecen perspectivas como solución biológica, práctica y económicamente viable para la alimentación animal. Sin embargo debe tenerse en cuenta que estas fuentes no convencionales en general poseen altas concentraciones de fibra y tejidos ricos en nitrógeno ligado a las fracciones fibrosas, además de contener compuestos antinutricionales, por lo que deben emplearse con precaución en las dietas destinadas a animales monogástricos.Se hace necesario la evaluación y el estudio de estos materiales para determinar su composición, así como el nivel de aprovechamiento de los nutrientes que contienen y sus efectos sobre el proceso digestivo, ya que esto
s pudieran provocar una disminución de su valor nutritivo. De manera general los estudios sobre la utilización de árboles y arbustos follajeros en la alimentación de animales monogástricos son escasos en comparación con la amplia diversidad de esta fuente sobre todo en los países tropicales y subtropicales. En la actualidad se cuenta con técnicas para la determinación de la digestibilidad con una alta especialización sobre todos en los países desarrollados, sin embargo estas técnicas implican el uso de varios animales por largos períodos de tiempo lo que se traduce como un mayor gasto de recursos.